Canal RSS

El cine de los años 30

Publicado en

En la década de los años 30 en el cine nos dejo películas conmovedoras y preciosas que son: King Kong, Frankenstein y Lo Que el Viento se Llevo.

King Kong: Tal vez sea por el blanco y negro pero la primera versión sigue siendo la mejor de todas, ni Jessica Lange y los brazos mecánicos a escala de los 70, ni los efectos digitales de la primera dècada del siglo XXI han sido capaces de superarla. King-Kong es el mayor mito creado por el cine aunque basado en el arquetipo de la Bella y la Bestia, se nota la influencia del cine mudo, pero con la partitura de Max Steiner, todo ello contribuye al misterio de la isla remota donde una actriz de cine es raptada por los nativos, que necesitan una mujer hermosa para aplacar a su dios, Kong: un enorme simio que devora a sus víctimas (el simbolismo no puede ser màs sugerente). Dirigida por Ernest B Schoedsack y Merian C. Looper en 1933.

Frankenstein: El personaje descrito por Mery Selly en su famosa novela estaba más cerca de Jekill y Hyde que el de la versiòn cinematográfica de Boris Karloff, más desvinculado de su creador, escapa totalmente a su control; pero sòlo se convierte en monstruo despuès de tropezarse con la hostilidad e incomprensiòn de los seres humanos. Existe un confusiòn en el nombre ya que Frankenstein es el nombre del cièntifico que le da vida cosiendo trozos de cadàveres, que resucitan mediante descargas eléctricas, hay por tanto cierta retorica en el monstruo de Frankenstein, como hemos dicho, nos acerca más al relato de Stevenson. Fue el mayor éxito de la Universal que consiguió reputaciòn gracias a sus películas de terror cuyo uso dramático de luces y sombras, decorados tenebrosos y maquillaje exagerado había sido aprendido del expresionismo del cine mudo alemàn, resaltando los movimientos y gestos más atormentados, que tambièn podemos observar en sus secuelas como “La novia de Frankenstein”.

Lo Que el Viento se Llevo: Una de las películas màs espectáculares y románticas de la historia, basada en la novela del mismo título de Margaret Mitchell, dirigida por Victor Fleming y producida por David O. Selznick con la múscia de Max Steiner. Amplio reparto y 2400 extras… una superproducciòn como jamás se había visto antes de más de tres horas de duraciòn. Destaca la excelente interpretaciòn de Vivien Leigh como heroìna sudista que cae en brazos del macho más viril de la pantalla: Clark Gable, en un plano que recuerda a la inversa a la Piedad de MIguel Angel con las llamas del incendio de Atlanta como telón de fondo. Estrenada en 1939, un año excepcional que vio el estreno de otros clásicos inolvidables como “Tierra de audaces” “La Diligencia” “Beau Geste” y “El Mago de Oz”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: